¿Quieres transformar en ventas las entradas de tu blog?.

La fórmula AIDA se ha utilizado desde hace mucho tiempo en publicidad y marketing online para atraer clientes potenciales, transformándolos en ventas finalmente.

Os vamos a hablar de la técnica AIDA aplicada a tu blog y a tu negocio. Siguiendo todos los pasos que se especifican  en esta regla, podemos materializar visitas en ventas. A continuación detallamos todos los pasos que hay que seguir para conseguirlo.

¿Quieres atraer nuevos clientes a tu blog? AIDA.

atracción nuevos clientes

Atención

En primer lugar, debemos crear entradas que llamen la atención de nuestro público objetivo. En estos casos, se utilizan artículos informativos que proporcionan al usuario contenido interesante. Nuestro cliente potencial no sabe que tiene una necesidad, pero pronto se dará cuenta de que la tiene si seguimos los pasos correctos.

¿Cómo podemos llamar la atención de nuestros clientes?

Un título llamativo

El título va a ser decisivo para que un usuario haga clic en nuestra entrada. Si la información de nuestro artículo tiene un gran valor pero el título no llega al usuario, entrará en otro enlace y nuestro artículo caerá en el olvido. Por este motivo, es importante dedicar el tiempo necesario a determinar el envoltorio de nuestro artículo.

¿Qué debo tener en cuenta para crear un título que llame la atención?
  1. Cómo es mi público objetivo
  2. Cuáles son sus necesidades
  3. Qué puedo ofrecerles para satisfacer esas necesidades

Contenido de calidad

Una vez que hemos construido un título llamativo, y que hemos conseguido que nuestro cliente potencial entre en el artículo, no lo podemos perder. Si el usuario observa que la información que aparece en el artículo no tiene ninguna utilidad se marchará. Por este motivo, tenemos que generar en nuestro artículo soluciones a preguntas que puedan surgirle. Así estaremos aportando contenido de valor.

¿Cómo puedo escribir contenido de calidad?
  1. Infórmate
  2. Orienta la información hacia tus clientes
  3. Responde a sus preguntas

Interés

Esta es la fase en la que debes conectar con el usuario que ha leído tu contenido. Para ello, debe sentirse reflejado con el contenido que está leyendo. Tiene que sentir que ese artículo está desarrollado expresamente para él. Ha de percibir que si tiene una necesidad, tú puedes ser capaz de ofrecerle alguna solución para satisfacerla.

Deseo

Esta es la fase en la que el interés se transforma en deseo. Imagina que tus zapatillas de deporte están muy desgastadas y ya no tienen la misma amortiguación que antes. Indagando lees un artículo sobre cómo deben ser unas zapatillas para que puedas desarrollar todo tu potencial. No sabes por qué, pero te ha llamado tremendamente la atención. Cuando sigues leyendo, te das cuenta de que quizás sería un buen momento para cambiar de zapatillas de deporte. Pero de repente, aparecen unas zapatillas que encajan a la perfección con la actividad que realizas. Son las que necesitas para salir a correr a partir de ahora, y sin pensarlo, cuando piensas en unas zapatillas nuevas te imaginas con ellas puestas. Es el momento en el que el interés de “tener unas zapatillas nuevas” se ha transformado en “necesito unas zapatillas de la marca X y del modelo Y”.

¿Cómo puedes generar deseo hacia tus productos?

  1. Funcionalidades
  2. Ventajas frente al resto de productos
  3. Clientes satisfechos

Acción

Es el momento de transformar esa entrada a tu artículo en una venta. Ya has conseguido despertar una necesidad, y que el cliente potencial se interese y desee uno de tus productos o servicios. Simplifica la tarea para que su experiencia de compra sea sencilla y gratificante.

Deja un comentario